Machine Learning and other Big Data Trends for 2019
1 May, 2019

5G La red que promete revolucionar la medicina

Los avances tecnológicos no son un secreto para la sociedad, los intervalos entre uno y otro cada vez son menores y hoy puedes ya encontrar la red 5G tocando puertas de sectores tan importantes como la medicina.

Cuando hablamos de redes 5G nos referimos al nuevo espectro de ondas que facilitará la liberación de la, ahora parcialmente colapsada, red 4G. Sabemos que la costumbre es asociar estas redes a dispositivos móviles o, en su defecto, ordenadores. Sin embargo, el Internet de las Cosas (Internet of Things / IoT) es una realidad y en el campo de la medicina ahora se convierte en prioridad el poseer una buena conectividad y velocidad para optimizar los procesos en la era digital. La red 5G busca descongestionar la red 4G presentando una mayor capacidad de almacenamiento, con una velocidad que promete alcanzar hasta los 10 GB por segundo, cosa que es más que suficiente para que funcionen como deberían las nuevas “ciudades inteligentes” con teléfonos inteligentes, automóviles inteligentes, casas inteligentes y, entre esas cosas, medicina con dispositivos y equipamiento inteligente.

Pero… ¿Cómo promete el 5G revolucionar la medicina?

Seguramente alguna vez te has encontrado con esta situación: Estás en un área rural y casualmente te enfermas. ¿Cuál es tu opción? ¡Correcto! Tomar tu carro o cualquier medio de transporte para viajar hacia el médico u hospital más cercano, aunque eso muchas veces puede significar más de una hora de trayecto que involucran una inversión en tiempo, en dinero y, lo más importante, de energía (que es el recurso que más se aprecia al momento de encontrarse frente a una enfermedad). Las redes 5G, dentro de la telesalud, se convierten en la salvación por brindarle al usuario la comodidad de recibir atención directamente desde tu hogar, con la ayuda de tu teléfono inteligente o cualquier dispositivo con conexión a internet capaz de enviar y recibir datos.

He aquí la siguiente interrogante: ¿Con una red 4G no se puede hacer uso de la telesalud también? Pues la respuesta es: Si. No obstante, cuando esta monitorización remota y todos los archivos que estas requieren se suman a las redes de las empresas de salud, las mismas generan sobrecarga en la red, lo cual disminuye la velocidad y, con esto, la productividad. Tomando en cuenta que se trata de cientos de pacientes al día.

Entre las cosas en las que la 5G promete ser una clara mejoría en el sector de la salud se encuentran la transmisión rápida de datos multimedia de gran tamaño, como los correspondientes a las MRI y otras máquinas del estilo. Cuando la red es lenta, estos archivos pueden no enviarse (o enviarse dañados), atrasando así los procesos y haciendo que los especialistas puedan ver menos cantidad de pacientes en la misma cantidad de tiempo. Otra de las cosas es la mejora en la telemedicina, así como también mejora en la realidad aumentada, realidad virtual y en la computación espacial (que ahora su uso se encuentra limitado). Finalmente, el monitoreo en tiempo real resultará más confiable tanto como para médicos como para pacientes.