La automatización de diagnósticos médicos gracias a la Inteligencia Artificial
22 March, 2019
The Adidas E-Commerce Boom
22 March, 2019

Inteligencia artificial en la salud mental

Igual que en toda la rama de la medicina, la salud mental no estará exenta de los avances tecnológicos que se están logrando en esta área. La mente y su complejidad han sido siempre un reto para la ciencia, pero cada vez aprendemos un poco más sobre estas condiciones mentales que afectan al 30% de la población mundial.

La identificación de los patrones cognitivos son la única pista que los expertos en psicología y psiquiatría tienen para atinar con enfermedades mentales o trastornos en etapas tempranas, pero se están creando sistemas cognitivos capaces de analizar el habla y la escritura para así identificar estos patrones de manera más precisa. Como por ejemplo, un grupo de psiquiatría computacional y neuroimágenes de IBM, junto con varias universidades que ha intentado predecir el comienzo de la psicosis en pacientes. Para detectar los patrones utilizaron un método llamado procesamiento de lenguaje natural. Al utilizar este sistema de IA en dos estudios, IBM logró un 83% de precisión, demostrando que la tecnología puede ser utilizada para predecir enfermedades con un corto margen de error.

También están los chatbots en la industria de la salud. Se ha visto beneficiada con la creación de chatbots que permiten desde preguntar terminología técnica hasta identificar enfermedades a través de los síntomas descritos por los usuarios. Tenemos el ejemplo de Tess, una terapeuta virtual especializada en temas de salud mental. Tess puede identificar estrés, ansiedad, depresiones, ataques de pánico y otras condiciones médicas.

No solo ha mejorado el acceso a los tratamientos de salud mental, la inteligencia artificial puede desempeñar un papel importante en los tratamientos personalizados. Las terapias cognitivo-conductuales son importantes y ayudan a reconstruir nuestra manera de pensar, nuestro comportamiento o hasta la forma en que abordamos nuestros problemas. Generalmente, requiere citarte con un profesional varias veces al mes y un gasto económico muy alto. De por sí ir a terapia ya ese torna complicado para muchos por el estigma que hay sobre resolver tus problemas mediante el discurso. Pero, a diferencia de otros seres humanos, la inteligencia artificial no forma parte de ninguna construcción social, normas o expectativas culturales, y es más fácil que el paciente pueda abrirse. El ejemplo en este caso es Woebot, un programa básico de PNL y coach que aprende sobre el individuo y adapta sus preguntas a su situación a través de un intercambio conversacional.

Otro guía virtual sería Cogito, un software cognitivo que lee, entiende y contesta al usuario y sus necesidades para mejorar y enaltecer la toma de decisiones. Cogito detecta señales humanas y arroja una pauta de comportamiento en vivo para mejorar la calidad de cada interacción. La inspiración de este software fue la capacidad humana para comprender en un nivel profundo, ya que la palabra cogito viene del latín que significa ‘‘yo pienso’’: es la primera verdad en el orden del conocimiento y a partir de ella podemos fundamentar todas las demás. Como decía el filósofo y matemático René Descartes: ‘’pienso, luego existo’’.